^ arriba

Sesión de Honor por los 333 años de fundación de la capital del Beni

El Concejo Municipal de Trinidad durante la sesión de honor por los 333 años de fundación de la capital del Beni, entregó reconocimientos a 24 personas e instituciones que sobresalieron en diferentes áreas.

“Pienso que todos los trinitarios debemos seguir ese ejemplo de no quedarnos conformes, de deshacernos del conformismo y buscar el ansiado desarrollo que necesita nuestra capital”, dijo el presidente del ente legislativo, Alejandro Paz, en referencia al fundador de Trinidad, el sacerdote Cipriano Barace.

Resaltó el apoyo del Gobierno nacional con la construcción de unidades educativas, hospital de tercer nivel y, pronto, el proyecto para la dotación de agua potable.

Los homenajeados son Miriam Greminger, Nelson Villazón Ribera, Martha Elena Velarde, fray Roque Alberto Vaca, Gloria Omonte, Carlos Alí Sadud, Federación de Beneméritos de las Guerrillas de Ñancahuazú 1961, conjunto musical Ases del Beni, Javier Chávez, Armando Suárez, Roberto Velasco Bacigalupo, María René Saavedra, helados “Bits & Cream”.

También recibieron reconocimientos Jorge Alejandro Mancilla, Favia Solares, Alfredo Ayala, Angélica Marpartida, unidad educativa La Salle fiscal, Larry Bustamante, Reynaldo Revollo, Arnaldo Mejía, deportista Andrés Cuéllar, Neyde Chávez, Aníbal García y Sra. Deisy Cuéllar.

Se confirió la condecoración mediante plaqueta de bronce, el título de Hijo Predilecto de la ciudad de la Santísima Trinidad a José Orlando Monasterio, por su sobresaliente e intachable desempeño en la actividad profesional, cívica, empresarial público y privado, así como su valioso aporte al acervo cultural y servicios prestados a nuestro municipio y al Beni.

“Este reconocimiento, lo recibo y dedico a todos los trinitarios hombres y mujeres, de la generación de los años 50, 60, a esos jóvenes del ayer que vivíamos felices en nuestro pequeñito Trinidad de apenas unos 7.000 habitantes, que jugábamos en las calles de tierra y pasto sin temor a ser atropellados por vehículos bulliciosos y peligrosos que tantas vidas hoy se llevan”, manifestó Monasterio a nombre los homenajeados.

Recordó que en ese tiempo, el caballo y el carretón eran los medios de transporte, pero sobre todo eran felices y formaban una sola familia por encima de cualquier perjuicio social, racial o político.

Sostuvo que siempre amó, respetó y trabajó por esta tierra camba de la cual se siente orgulloso, al igual que la mayoría de los trinitarios que trabajan por su progreso, sin importar las incomodidades del olvido, del atraso.

“Hoy, el peso de los años ha mermado mis fuerzas laborales, pero mi espíritu que lleva dentro el amor a esta tierra me ha llevado a trabajar por la cultura camba que llevamos dentro, y me ha enseñado a cultivar y producir música y poesía que es tan importante para mantener vigente esa unidad entre hombre y tierra que permitan conservar el amor, la historia, la cultura de nuestra raza camba”, manifestó.

El alcalde Mario Suárez, a tiempo de brindar y dar la bienvenida a los visitantes, expresó su optimismo que con el trabajo esforzado de quienes viven en Trinidad, se avanzará hacia el progreso de la capital beniana.

 


 

SESIÓN DE HONOR

 

SESIÓN DE HONOR

 

 

SESIÓN DE HONOR

 

 

SESIÓN DE HONOR

 

SESIÓN DE HONOR

 
Loading feeds...

PSD to HTML